Seleccionar página

Cerrajero en Donostia profesionales

En ocasiones los cambios son vistos como una tragedia, pero en realidad son buenos, sobre todo si se trata de tu seguridad. Cambiar una cerradura es una tarea tan sencilla y rápida que quedaras sorprendido.

No tienes por qué angustiarte y crear de esto un inconveniente, pero en todo caso, solo basta con que tengas todas las herramientas en la mano y puedas así sacar tu cerradura vieja e instalar la cerradura nueva con total sencillez.

En el presente artículo aprenderás todos los pasos que necesitas poner en práctica para realizar esta labor ¡Anímate!

Pasos para cambiar una cerradura

Lo primero que debes tener claro a la hora de cambiar una cerradura es la marca de la misma, esta información la puedes encontrar en la perilla, en la placa de la puerta o en las llaves.

Esto te permite que al momento de hacer el cambio te asegures si la cerradura nueva tiene las mismas dimensiones de la que te propones a cambiar.

De vital importancia que coincidan ya que así las mismas no resultarán problemáticas durante su instalación, adecuándose perfectamente al espacio, y tampoco presentarán problemas en lo que respecta al uso de las mismas, ya que no te sentirás extrañado.

  • Comienza retirando las perillas: Para llevar a cabo este paso solo tienes que retirar los tornillos o soportes que la mantienen unida a la puerta. Por lo general, cada perilla tiene dos tornillos que debes retirar.
  • En caso de no ver los tornillos: Algunas cerraduras poseen tapas decorativas y estas esconden los tornillos o soportes.

Si es tu caso, mira a lo largo del borde debe haber algún agujero para quitar la tapa, puedes ayudarte con un destornillador muy delgado.

Al momento de quitar la placa decorativa dejaras al descubierto el mecanismo de la cerradura por lo cual podrás conseguir los tornillos.

Siendo necesario, que estos estén aseados por su correcta extracción para lo cual se necesita que los asees de forma correcta y rápida.

  • Desmonta la sección de la cerradura: Es decir la parte que sostiene la cerradura en la puerta, es donde va enganchada la misma. Solo tienes que quitar los dos tornillos que esta posee.

Una vez que hayas cumplido este paso, solo tienes que jalar para retirarlo por completo. Ten cuidado de que la puerta no se cierre porque deberás de colocar nuevamente las perillas para abrirla.

  • Desmontar el pestillo de la puerta: Si la cerradura nueva es de la misma marca de la anterior, puedes omitir este paso. Si por el contrario, es de otra marca, tienes que extraer los dos tornillos del pestillo y también la placa.
  • Instala la cerradura nueva: Comienza con instalar el pestillo y la placa nueva en la parte lateral de la puerta. Instala la nueva cerradura procurando que las perillas estén bien ubicadas en la sección u orifico interno, de esta manera, comienza a atornillarlas para que queden fijas en la puerta.

Te en cuenta que la parte donde introducirás la llave debe quedar en el exterior, por lo que tienes que cerciorarte muy bien antes de colocar los tornillos.

Seguramente ya te diste cuenta de lo sencillo que es, pues bien, tienes todos los pasos que necesitas para ejecutar esta simple tarea tú mismo, no tengas miedo ni te cohíbas en hacerla.

Ten en cuenta que te estarás ahorrando mucho dinero en pagarle a algún experto, por lo cual vale la pena que tan solo lo intentes. En toda tarea de bricolaje la regla de oro es la paciencia, recuerda que la práctica hace al maestro. ¡Inténtalo!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!